en Buenos Aires

"...Cuando no hay más separación entre 
"esto" y "aquello", es el punto de anclaje del Tao
en el mismo punto del centro del círculo,
uno ve el infinito en todas las cosas."
Chuang Tzu

Arte Conciente y Meditativo

La palabra "mandala" proviene del sánscrito < मण्डल > y aunque pareciera traducirse como "círculo", un mandala es mucho más que una simple forma.


Muchas concepciones guardan estos círculos, desde lo filosófico hasta lo espiritual, y su realización también se utilizan como una práctica de relajación, introspección y reflexión. En un nivel más profundo, ejercita la concentración, la memoria, la voluntad sobre la energía positiva, y la amplitud de conciencia.